Es imprescindible convertir los colores planos y Pantones al modo CMYK. En la impresión digital no podemos imprimir colores planos, aunque siempre intentaremos ajustarnos lo máximo posible al color deseado.

Por eso es aconsejable transformar el color plano (pantone) a CMYK o buscar un color equivalente. Si desea que aparezca el color pantone, el trabajo debe hacerse en offset y se incrementaría el coste, ya que supone añadir una plancha más por cada color plano que tenga el diseño.